martes, 16 de septiembre de 2008

La catedral celta de Britonia sobre la fuente del hada "Lumia".

Templo de San Martiño, ss.X-XII, San Martiño de Mondoñedo (Lugo). [Fotos 17 julio 2008].
.
A 5 kms de Foz (Lugo) se encuentra el lugar de San Martiño de Mondoñedo, la pequeña aldea de hoy fue antaño, cuando era llamada Mendunieto, sede de un Obispado y capital de una próspera provincia. De todo aquel esplendor sólo queda el templo de San Martiño, imponente rompecabezas pétreo, al presente lleno de remiendos pero que fue un día espléndida Catedral románica. Un templo que se levantó a la sombra de una fuente medicinal, custodiada por una “Lumia” con pies de ganso, según unas tradiciones populares, o cola de serpiente, según otras. En realidad, un hada de los manantiales venerada entre los galaicos desde tiempo inmemorial.
.
Ábsides, los dos laterales de estilo "lombardo" [contrafuertes de 1866].
.
En Britania, tras la retirada de los romanos, los celtas bretones comenzaron a ser presionados por pictos, jutos, anglos y sajones. Entre los ss.IV-VI, varios millares de bretones emigraron al continente en oleadas sucesivas. La mayoría se asentó en Armórica (Galia), donde crearon el reino de Bretaña, los restantes fueron hasta Gallaecia (Hispania), para instalarse en una comarca marítima, al norte, entre Ferrol y el río Navia, que llamarían Britonia. La capital de esta Provincia galaico-romana era Bretoña (entre Meira y Mondoñedo), donde en tiempos de la invasión sueva (411-585) se creó un obispado por influencia de san Martín Dumiense. Esta sede formaba parte de una “federación monástica”, inspirada en modelos celtas irlandeses y bretones, junto a otras diócesis-monasterio que alcanzaron su apogeo con san Fructuoso. Y, en el lugar de Mendunieto, se fundó el Monasterio Máximo (hacia 560) para cristianizar un lugar de culto celto-romano-suevo, establecido alrededor de una fuente consagrada al genio acuático Lumia.
.
Lado sur, se aprecian las "restauraciones", la torre es del s.XV-XVIII.
.
Por sus buenas relaciones con los obispos suevos de Braga, cuando los visigodos arrasan la capital del reino (585), los notables suevos encontraron refugio en Britonia. Más tarde, en el 860, se acogen aquí al abad Sabarico y los monjes de Dumio (Braga, Portugal) que huyen de los musulmanes. Estos emigrados ponen el Monasterio bajo la advocación de los santos Martín de Tours y Martín Dumiense, este último apóstol de los suevos. Luego todos deben huir para Asturias, por la invasión árabe. Regresan hacia el 866, cuando el rey Alfonso III (866-911) traslada la sede episcopal de Bretoña a Mendunieto por el peligro de las incursiones vikingas. En efecto, el 966 y el 971 Bretoña fue arrasada por los normandos, y la capital se trasladó también a Mendunieto, junto al Monasterio Máximo.
.
Fachada oeste, en la portada quedan restos suevos, del s.VI, columnas y capiteles.
.
Durante éste período, a caballo entre los ss.X y XII, se levanta el templo actual, finalizado por san Gonzalo, catedral que es hoy la más antigua de Celtiberia. Por esta sede pasaron quince obispos, entre ellos san Rosendo (925-948), “san” Gonzalo (1070-1108) –santo por aclamación popular- y Nuño Alonso (1112-1136), coautor de la Historia Compostelana. En el s.XII, la parte oriental de la Provincia-obispado fue cedida a Oviedo, y en 1112 la reina Urraca (1109-1126) traslada definitivamente la sede episcopal a Villamayor de Val de Brea, rebautizada como Mondoñedo en honor de la antigua Mendunieto. Así, el viejo Monasterio Máximo, entra en una aurea mediocritas de la que no se recuperará.
.
Muro norte, se aprecian los numerosos "remiendos" de sucesivas reconstrucciones.
.
El templo, comenzado en el s.VI, fue reedificado en los ss.X y XII, con numerosas reparaciones intermedias y posteriores. Su planta basilical, con crucero señalado en alzada, tuvo torre cimborrio que se hundió; triple ábside, los laterales de estilo lombardo; y naves de alzado desigual con portadas al lado norte, hoy cegadas o deformadas. Su fachada oeste muestra reformas tardías y elementos reutilizados de la obra anterior. La portada de este lado es sencilla, con crismón, y sobre él Agnus Dei en círculo tetralobulado, casi seguro piezas suevas o visigodas del s.VII reutilizadas. La torre, adosada al sur de la fachada, es muy posterior al románico, ss.XV a XVIII. [Los contrafuertes absidales son de 1866].
.
Interior, naves hacia los ábsides, en la central se aprecian los arranques del perdido cimborrio.
.
Su interior contiene capiteles ricos en simbología, mezcla de mitología cristiana y céltica: Madre Tierra que amamanta animales y está acompañada por una Lumia, bajo un entrelazo; banquete de Epulón y Lázaro; pareja, con andrófagos de doble cuerpo que comparten cabeza; serpiente sigmoidea; monstruos afrontados. Por el templo se encuentran empotradas, sin orden ni concierto, diversas piezas de los sucesivos edificios aquí levantados y reconstruidos durante siglos. Un capitel vaciado y reutilizado como pila de agua bendita; canes de los aleros recolocados en los muros interiores, para sostener tribunas de madera, arcos añadidos, etc.
.
Interior, capitel de la Madre Tierra y la Lumia con cola de serpiente.
.
También es material de reempleo el frontal de altar, o antipendio, del s.X, con Maiestas Domini dentro de mandorla circular, Agnus Dei, águila (¿parte del Tetramorfo?), cuatro ángeles y tres personajes (¿los obispos de las siete iglesias del Apocalipsis?). Parece que está incompleto, faltaría una placa de piedra al lado derecho, completando el presunto Tetramorfo y los citados obispos apocalípticos.
.
Interior, capitel de las pareja con andrófagos y serpiente sigmoidea.
.
Al puzzle se añaden las pinturas románicas del muro sur, mezcladas con otras posteriores, góticas y renacentistas, en los ábsides. Y el sarcófago de “san” Gonzalo, dentro del cual se encontraron su báculo, acabado en cabeza animal que tiene una esfera en su boca, y su anillo de oro con la piedra de cuarzo sujeta por cuatro cabezas de ave, con la inscripción NOLO ESSE DATUS NEQUE VENUM DATUS, “no quiero ser dado ni vendido”. Alzando este báculo y orando, dicen que detuvo cierta invasión normanda pues creó una tormenta que hundió la flota vikinga.
.
La fuente de A Zapata, "la zapatilla", custodiada por una Lumia con pies de ganso...
.
A este don Gonzalo atribuyen que volviera a fluir la Fuente de "A Zapata", s.XI, con aguas curativas, por el “milagroso” procedimiento de arrojar una zapatilla contra la roca, para espantar la Lumia que tenía retenido el manantial porque los cristianos habían levantado el templo junto a su fuente. Extraño proceder para un obispo cristiano, puesto que recuerda procedimientos de los aquilegus y tempestarii, zahoríes celto-romanos, que así alejaban las tormentas y atraían el agua de lluvia. Y acabamos de ver como “san” Gonzalo actuó de tempestarii, creando la tormenta que impidió la invasión vikinga... ¿Será por eso que sólo es santo “popular” y no “oficial”? Durante siglos las gentes vinieron por esta agua de la Lumia, incluso desde sitios muy distantes, debido a la fama de mágico-milagroso-curativas que gozaban.
.
La fuente de "A Zapata", cegada por la Lumia en venganza por haber levantado un templo cristiano sobre ella.
.
Como todos los integristas de “corazón puro”, san Martín Dumiense (515-580), pensaba que las creencias espirituales de los demás eran “superstición” y las suyas “religión”. Por eso había advertido, en sus De correctione rusticorum, sobre éstos antiguos seres sagrados, pues el pueblo galaico estaba imbuido de creencias religiosas célticas, romanas y germánicas que, para el santo evangelizador de los suevos, no eran más que “paganismo del Diablo”:
Muchos demonios, expulsados del cielo, presiden el mar, los ríos, las fuentes, las rocas y los bosques, y los hombres les dan culto como a dioses. En el mar los llaman Neptuno, en los bosques Diana, en los ríos Ninfas y en las fuentes Lamias...”
¡Así escriben la historia los vencedores!
.
Salud y fraternidad.

8 comentarios:

ArtuROM dijo...

Muy buenas.

Siempre me ha parecido realmente prodigiosa la pervivencia de este carácter mestizo en la iconografía del románico de esta zona, a caballo entre lo romano y lo medieval, lo pagano y lo cristiano.

Cuando leo textos como el presente, con fuentes, lumias o árboles como protagonistas, y recibo noticia de alguna de las manifestaciones populares, costumbres o celebraciones festivas aún vivas en toda la región, vuelvo a caer en la cuenta en la complejidad que encierra el estudio de cualquier pueblo concreto, y en lo necesaria que es la contextualización y el conocimiento global de muchos de sus aspectos para siquiera poder arrancar una interpretación al más sencillo de los capiteles de la más remota de sus iglesias. Misión: hemos de convertir la expresión "arte románico" en plural. Creo que de eso deberíamos autoexaminarnos frecuentemente todos los que decimos dedicarnos a este mundo.

Tristemente, y como todos sabemos, hoy por hoy Galicia es una de las regiones en las que el románico ha sido menos estudiado (¿quizá por el miedo a lo desconocido?). Existen centenares de templos, algunos casi olvidados, que merecen ser disfrutados y atendidos. A ver quién es el atrevido...

Un saludo.

Alkaest dijo...

A pesar de lo que quieran hacernos creer, ciertos académicos bienintencionados, el estudio del románico, como otras muchas materias, carece de una investigación interdisciplinar -algo muy de moda en otros ámbitos, cual la arqueología-. Bien está que los arquitectos nos expliquen los elementos, del edificio, y su distribución de fuerzas. O que los historiadores nos hablen del momento político, en que se erigieron. Pero faltan otras muchas piezas en ese puzzle. Como antropólogos, musicólogos o filósofos, etc. Pero no cada uno por su lado, sino todos en conjunto, interrelacionando sus conocimientos, sin pretender que la "sabiduría" de unos sea más importante que la "erudición" de los otros. ¿Será eso, como pedir la Luna?
Item mas. El abandono en que, por las buenas o por las malas, han vegetado ciertas comarcas durante siglos, ha creado una inercia que todavía dura. La de que, los viejos del lugar, olviden la importancia de sus restos culturales, y que, los jóvenes, no la aprendan nunca. Todo queda a la buena voluntad de algunos enamorados de su tierra, algunos autodidactas conscientes, y poco más.
En esas condiciones, lo prodigioso es que todavía quedemos "pirados" interesados en éstos temas. Y lo misterioso, es que las excavadoras no hayan arrasado los monumentos medievales, en masa, para levantar urbanizaciones de "adosados".
¿Que soy un exagerado pesimista? Pues rezad lo que sepáis, pero encomendaros a la vieja Madre Tierra, porque el viejo Padre Cielo poco caso nos ha hecho.

Salud y fraternidad.

Minerva dijo...

Pues a esos vencedores yo ya los veo muy cansados. Saludos!

Paco Torralba dijo...

Conociendo este templo ¿no os llama la atención que sea un momumento aislado? En muchos kilómetros a la redonda no se aprecia templo alguno en el que pudiera ejercer influencia. En este sentido también "sienta cátedra".
Con respecto al románico gallego, conserva un románico rural de lo mejor conservado, gracias a au alejamiento y creo, tambien, a haber prosperado menos que otras regiones. Lo primero que se ha hecho en un pueblo en auge es ampliar su iglesia.
Salu2

Alkaest dijo...

Es una agridulce contradicción, nos alegra que tantos monumentos hayan sobrevivido, pero nos entristece porque fue gracias a la pobreza y el abandono. Aunque ni siquiera eso, en algunos casos, sirvió de nada. Diversos templos se arruinaron por falta de medios para repararlos, y sus piedras labradas acabaron "adornando" las humildes casas de los labradores. Recordemos los casos de tímpanos como los de San Xoan de Palmou y Santa Olaia de Beiro.

Salud y fraternidad.

Anónimo dijo...

Aparte de otros condicionamientos, ese estado de conservación al que hacéis referencia, ¿no tendrá que ver sobre todo con el duro granito gallego?

BARUK dijo...

No tenía ni idea que existiera un ser acuático llamado Lumia, a ver si algún año de estos “me llevan” para el norte de una vez!!!...siempre es de agradecer el aprender cosas nuevas. Que significará ese nombre?

Y ya puestos, me gustaría saber más y a ser posible verlo, ese frontal de altar del Maiestas con tetramorfos y compaña, sobretodo la compaña.. please

Salud y románico

Alkaest dijo...

¡Pobriña Baruk! No esperes a que te lleven, llévalos tú. Demuestra que tienes "poderío".

Pues sí, la Lumia galaica es lo mismo que Lamia en Asturias, o Lamiñak en Euskadi, o Dona d'Aigua en Catalunya, lo que en Francia llaman una Melusina. Un espíritu de las aguas de rios, fuentes y manantiales, de la Religión Antigua.

Respecto al frontal de altar, carezco de fotos porque estaban de obras y se encontraba tapado. Pero si buscas en "la red" seguro que lo encuentras.

Salud y fraternidad.