domingo, 20 de abril de 2008

¿Sansón, era un "comodón"?

Templo de San Julián, galería porticada, s.XII, Rebolledo de la Torre (Burgos). Sansón hace su escena del león, detrás el "ayudante" sujeta la cola del felino.
.
Templo de Santa Cecilia, capitel interior, s.XII, Vallespinoso de Aguilar (Palencia). Sansón, se las ve y se las desea con su fiera favorita.
.
Templo de Santa Cecilia, el "ayudante" -¿o es ayudanta?- sujeta la cola del león.
.
La representación escultórica de Sansón ha llegado a ser “figura retórica”, en el arte románico. Su simbolismo es, en apariencia, de una claridad meridiana. No hace falta ser teólogo para interpretarlo, un significado puede ser: los creyentes, mientras se mantengan fieles a los mandatos del Creador, disfrutarán de la fortaleza espiritual que da la fe; otra interpretación, sería: esa lucha con el felino, es imagen de la lucha que, cada creyente, debe sostener para vencer las fuerzas internas negativas.
Sin embargo, en simbolismo nada es lo que parece. Cuando creemos haberlos desentrañado todos, siempre hay otro significado que se nos escapa.
Sendos capiteles, en Rebolledo de la Torre (Burgos) y Vallespinoso de Aguilar (Palencia), que parecen salidos del mismo taller de canteros, cuando no del mismo Magíster, nos desafían a interpretarlos. En ellos, Sansón y su Némesis están a la greña, como de costumbre. A horcajadas sobre el león, al que sujeta por las fauces, nuestro apuesto forzudo luce una cuidada cabellera, peinada con delicadeza y sujeta por una cinta a modo de trenza.
Lo extraño, se halla a espaldas de la titánica pelea. Detrás de los batalladores protagonistas, se encuentra un anónimo personaje, muy seriecito, muy formal, que no sabemos si es hombre o mujer. El cual, sostiene entre sus manos la enorme y elaborada cola del león. No tira de ella, como parecería lógico en alguien que tratase de ayudar a Sansón, sino que se limita a sostenerla. ¿Acaso quiere enseñarnos ese apéndice leonino, terminado en tres mechones de pelo, para que lo veamos bien? En tal caso, ¿con qué finalidad? ¿O, simplemente, se debe a que, Sansón, era tan “comodón” que necesitaba alguien, que le sujetase el león, para hacer bien su trabajo?
Debemos confesar sin rubor, que, en este caso, nos encontramos totalmente perdidos dentro del “Laberinto Románico”.

10 comentarios:

Paco Torralba dijo...

Y fuera del laberinto románico, tambien nos encontramos perdidos. Si, yo también me he fijado en esa figura, que está en unos cuantos sitios más. Debía ser muy popular en su tiempo, pero yo, como tú, no he encontrado explicación. A ver si alguien nos ilumina.
Salu2

BARUK dijo...

Hola colegas!

Acabo de topar con éste atractivo blog, por el que te felicito.

Bueno..., yo más que comodón, lo veo muy forzado. Siempre he dudado de éstas representaciónes y creo que la pregunta que deberiamos hacernos, es si realmente es Sansón?


Salud y románico

Alkaest dijo...

Amibo Baruk, has dado en el clavo. El problema del simbolismo es su carácter polivalente. Seguro que la personalidad superficial, del "melenudo" luchador, es la de Sansón. Lo difícil es averiguar cual es su personalidad oculta, aquella que se camufla tras la imagen conocida.
Salud y fraternidad.

bikerpalentino dijo...

Pienso que efectivamente las figuras no se refieren al Sansón bíblico, sino más posiblemente al héroe sumerio Gilgamesh con su amigo y ayudante Enkidu (el hombre salvaje) que matan una fiera sujetando uno de ellos por la cola (aunque en el poema sea un toro y no un león). Estas figuras también tienen sucesores griegos: el héroe Herakles con su yerno de ayudante que matan al igual que Gilgamesh a los leones (león de Nemea entre otros) sujetándolos por la cola -todos son hombres con hermosas cabelleras): ver poema de Gilgamesh y la obra de Robert Graves sobre los mitos griegos.

Jesús dijo...

Primero, un poco de seriedad. Es evidente que el tema representado es Sansón y su lucha con el león. Qué esa representación iconográfica tenga que ver con mitos babilónicos o con otras leyendas históricas del pueblo hebreo es posible. La cuestión "anormal" es esa figura que aparece en muchos capiteles sujetando o tirando de la cola del león. Por supuesto en los libros del Antiguo Testamento que hablan de esta figura no hay ninguna referencia, quizás habría que buscar en los apócrifos del A. Testamento o en la mezcla con otra leyenda, o en la propia interpretación simbólica que los hombres del románico dieron a esta representación, tal vez la propia Dalila agarra la mata de pelo de la cola del león como prefiguración de lo que luego será el hecho más conocido de la historia de Sansón. Y las interpretaciones a este hecho pues como siempre derivan en una doble interpretación tan habitual en las artes plásticas románicas: el propio Sansón que con su fuerza acaba con el león, sin embargo será después "derrotado" por una "pérfida mujer" que le corta el pelo (por ello le sujeta el rabo... terminado en un mechón de pelos.

Alkaest dijo...

En simbolismo románico -y en simbolismo, en general- las cosas nunca son lo que parecen.
Que el personaje "ayudante" podría ser interpretado como Dalila, símbolo de la perdición del forzudo, pero tonto enamorado, Sansón, sería válido... Si no fuese por otros capiteles, de la comarca, en que se amplía el "románico enigma".
En ellos, el personaje "ayudante" es un varón, y no solo sujeta la cola del león, sino que intenta cortarla con una espada o machete. En otros, hay un segundo "ayudante", ante la cabeza del león, que puede o no portar espada, o lanza, con la que amenaza al bicho.
Cosas que comentaremos en próxima entrada, después de haber revisitado la zona y sus templos durante el presente agosto.
Como veis, la interpretación no es sencilla. No señor, ni siquiera si nos ponemos "serios", cosa que, por otra parte, nos negamos a hacer. Bastante "seriedad académica" tuvimos que soportar, en la Universidad, para que ahora vayamos a recaer en ello.

Salud y fraternidad.

Jesús dijo...

Cuando hablo de seriedad es que lo que no vamos a cuestionar ahora que el tema representado sea sansón, como hace algunos de los que aquí han escrito. Y tus comentarios sobre la icnografía son irreprochables porque es como dices. ¿"Seriedad académica" en la Universidad?. Ya me dirás donde estudiastes, en la que estudié yo, salvo tres o cuatro profesores de seriedad ninguna, todo su afán era repetir apuntes amarillos.

Alkaest dijo...

Pues ese es el busilis del tema, eso es lo bueno de la especulación dialéctica: podemos admitir que representa a Sansón, pero al mismo tiempo podemos aceptar que también podría representar otra cosa.
El símbolo, es polivalente para una mentalidad abierta, pero univalente para la mentalidades mas cerradas.
Y no hay contradicción alguna, en ese aparente enfrentamiento simbólico. Para una corriente de pensamiento, es símbolo de Sansón, y para otra corriente, es "otra cosa". En una misma carreta, se pueden transportar mercancías, o pasajeros, e incluso mercancías y pasajeros, y no por eso la carreta deja de ser carreta.
Así, lo que denominamos Sansón, puede ser, a la vez, eso y aquello, sin que un significado anule al otro.
¿O es que una rosa, con otro nombre, tendría distinto aroma y carecería de espinas...?
Existen múltiples ejemplos, en los textos medievales sobre simbolismo, del uso polivalente, e incluso contrapuesto, de numerosas imágenes simbólicas. Y nosotros no vamos a ser, a estas alturas, más puristas de que ellos.

En cuanto a la Universidad, salvando lo que puede ser salvado, nótese que pongo entrecomillada la frase "seriedad académica", concepto tras el que se parapetan quienes, perteneciendo a tan noble institución, ni tienen seriedad, ni son académicos.
Todos hemos topado con tales "pavos reales", sectarios del "apunte amarillento", pero también hemos encontrado, entre tanto espíritu gris, alguien que brillaba con luz propia e iluminaba todo a su alrededor...

Salud y fraternidad.

Jesús dijo...

Por supuesto que cualquier obra medieval o actual guarda dentro una simbología. En la actualidad puede ser mucho más fácil interpretar por entender su metnalidad o que nos la explican sus propios creadores. En época medieval es más complicado, por la diferente mentalidad y por que no sabemos muchas veces que quiso decir con esaa obra tal autor o equipo, pero para ello contamos con ciertas ciencias que han estudiado o tratado de acercarse a su interpretación (iconografía.
Mi idea fundamental es que en muchos temas (como éste) no se puede hacer partir de que ese señor ahí representado (y en tantos capiteles del norte de Palencia) puede ser cualquier cosa, porque se plasma la escena Sansón y el desquijaramiento del león (conm extraños aditamentos), iconografía sacada del Antiguo Testamento (no pongo en duda que a su vez este tema aparece con variantes en otras tradiciones mesopotámicas). Y por supuesto que todavía menos pongo en duda que el símbolo sobre todo en la época medieval no es una mera convención que expresa exclusivamente un significado previamente convenido, ni tampoco, como la metáfora o alegoría, es una ficción por la
que se da a entender una cosa expresando otra diferente. Hace percibir a quien lo contempla todos los aspectos de una
realidad: lo sensible y lo velado, lo manifestado y lo oculto, lo consciente y lo supraconsciente. El símbolo es, como un cabo que tira de la sensibilidad humana, sacando por él a la superficie las implicaciones que le afectan. Es
una sugerencia.
No me gusta poner muchos ejemplos, se pueden sacar tantas interpretaciones, pero ya que hablas de una rosa, efectivamente una rosa con otro nombre tendría espinas y olería igual, pero resulta que en castellano rosa es eso y aunque hay variedades y podemos añadir palabras "rosa de los vientos", rosa es una flor que según la variedad hueles más o casi nada, con espinas... y el tema representado en esas iglesia es Sansón y su lucha con el león y en general se interpreta que simboliza la victoria representa el
vencimiento de las pasiones y la superación de las contingencias. Pero naturalmente podemos dar otras interpretaciones y buscar arcanos profundos, pero nunca olvidar cual es el icono con el que estamos tratando y recordar que los que lo esculpían repetían lo que ya habían hecho en iglesias cercanas.

Alkaest dijo...

Dice un sabio adagio popular, que dos no discuten si uno no quiere.

Así pues, "admitimos Sansón como animal de compañía", y aquí paz y después gloria.

Salud y fraternidad.