martes, 10 de junio de 2008

El Espíritu de la Diosa sopla donde quiere... (El agua, I)

Puentedey (Burgos), el pueblo sobre la roca horadada por el río, lado noroeste.
.
El lugar Sagrado se manifiesta mediante tres símbolos básicos: el agua, la roca y el árbol. El agua, en sus variantes de río, manantial, fuente o pozo; la roca, en las formas de monte, peñón o caverna; y el árbol, a través de ejemplares arbóreos especiales, generalmente de gran antigüedad. Pueden aparecer todos juntos, aunque no es lo habitual, siendo lo más corriente encontrar uno o dos elementos por enclave. Y esto es así, desde la noche de los tiempos. Las diversas culturas y sus religiones, se han sucedido unas a otras ocupando siempre los mismos lugares. Las sucesivas formas de la divinidad, se han metamorfoseado una y cien veces sobre esos enclaves. Sólo los símbolos básicos, que dieron origen a que el culto se iniciase allí, y no en otro lugar, han permanecido inalterables. Porque reconocen, tácitamente, que en aquel lugar preciso se manifiesta un “poder”, “energía”, “virtud”, o como queramos llamarlo, causante de beneficios físicos y espirituales.
.
Ídem, lado sureste del "puente" y río Nela, afluente del Ebro. [Diapositiva 15 agosto 1998].
.
Que el culto debía tributarse allí, sólo allí, era manifestado por las divinidades mediante un “milagro”, el cual ha permanecido inalterable, y es válido tanto para la Antigua Religión como para la nueva. Para muestra, sirva este botón. Cuando en Éfeso apareció la imagen de la Diosa Madre, Artemisa, los efesios la llevaron al mejor templo de la ciudad, pero la escultura escapaba del altar cada noche, para aparecer luego dónde había sido hallada. Y no cesó en sus fugas, hasta que levantaron su templo donde ella quería. ¿Nos suena esto? Claro, porque en la mitología cristiana, las historias de Nuestra Señora, repiten al pie de la letra el milagro de la Madre Artemisa...
.
Ídem, lado noroeste del "puente", perforado por el río Nela.
.
Ídem, la corriente de agua, en conjunción con la roca, crea una corriente telúrica que dota de magia al lugar y lo hace sagrado.
.
Iniciaremos nuestro recorrido, por esos “lugares de poder”, en Puentedey (Burgos), donde se dan cita la roca y el agua, de una forma espectacular. El topónimo, parece derivar de “Puente de Dios”. Dicho “puente” es una tremenda mole calcárea, horadada por el río Nela, afluente del Ebro, que ha creado una cavidad de 15 m de alto, por 34 de ancho y 75 de largo. Sobre este puente, se edificó el pueblo amurallado, con el templo en un extremo y la fortaleza en el otro. Del templo románico solo restan una ventanita, parte de los muros, una Virgen del s.XII, y el tímpano de la portada.
.
Templo de San Pelayo, mediados s.XII, tímpano portada S, el "héroe" a la conquista de la wouivre, la corriente telúrica, fuente de poder, Puentedey (Burgos).
.
Ídem, detalle del tímpano, la cabeza de la "wouivre" con restos de policromía.
.
Tímpano con restos de policromía y singular escena, donde un guerrero, espada en mano, se enfrenta a una gigantesca serpiente, enroscada en forma circular, un “Ouróboros”. Al margen de otras consideraciones simbólicas, como un mensaje sobre la lucha de la humanidad, representada por el guerrero, para resurgir regenerada del cataclismo cíclico, figurado por el “Ouróboros”, esta serpiente es imagen de la corriente fluvial en su aspecto de “wouivre”, energía telúrica de la Madre Tierra. Una energía que, en este lugar, emerge poderosa y propicia la manifestación espiritual. Típicos y “tópicos” son los milagros que cuentan de la Virgen románica, como heredera de la “Magna Mater” que antaño hubo de ser adorada aquí. Salvo el tímpano citado, no quedan más señales del simbolismo románico que poseyó el templo, sin embargo, en la caverna-canal hay algunas oquedades que no parecen tan “naturales” como quieren algunos. Aunque en caso de serlo, no quita para que fuesen manipuladas, por los primitivos habitantes celtíberos, a fin de servir al simbolismo de sus divinidades.
.
Ídem, pared sur del "puente-caverna", el rostro del genio fluvial del río Nela, Espíritu de la Madre Tierra, ¿nos habla, o nos sopla su energía?
.
Ídem, pared sur del "puente-caverna", el útero de la Magna Mater, la Diosa Tierra, propiciadora de toda fertilidad.
.
No hay que esforzarse mucho para reconocer, en esos huecos un rostro de ojos rasgados y boca abierta, imagen del genio o ninfa del río Nela. Y en esas grandes aberturas, circulares, superpuestas, el útero de la Madre Tierra, generador de toda abundancia y fertilidad. Elementos que delatan este lugar, como un templo natural de los primitivos habitantes de Puentedey.
La Virgen románica, que heredó este “feudo” sagrado, no hubo de esforzarse demasiado, tenía ya todos los elementos necesarios para continuar irradiando “magia”, en forma de milagros, durante siglos y siglos, manteniendo contentos a sus fieles hijos...
Salud y fraternidad.

6 comentarios:

BARUK dijo...

Me llama la atención la forma tan forzada de flexionar en cuerpo del dragón-serpiente del tímpano.

Si fuera más atrevida aseguraria que es la forma de la lebra hebrea Beth, letra que simboliza la casa, la tienda..., vamos el habitáculo donde reside el espíritu.

...Madre tierra???


Salud y románico

Alkaest dijo...

Me inclino más a pensar que, esa forma circular, de la serpiente hace referencia al devenir cíclico. El "ouróboros", serpiente que se muerde la cola, o simplemente adopta forma circular, alude al "eterno retorno" de las cosas, al renacer cíclico, tanto de la Naturaleza como de la Humanidad. No al renacer tras el Apocalipsis, sino a algo más lógico y perfecto...

Salud y fraternidad.

BARUK dijo...

Ay Alkaest, Alkaest!, ...que no quiero ser una plasta, pero insisto en la beth.

Como curiosidad y para comprobar(pa que te voy a engañar), hay alguna forma de saber hacia que punto cardinal se abre la obertura de la "ouróboros" del tímpano??

Dime que está mirando al norte, por favor!!

Salud y románico

Alkaest dijo...

No había caído en el detalle de la brújula, pero ya que lo dices. A ver, medimos por acá, medimos por allá...
Lamento comunicarte -¿o quizá no?-, que esa "abertura serpentina" cae hacia el Oeste: ¡Dónde se pone el sol!
Es decir, donde se cierra un ciclo y comienza otro. A buen entendedor.

Claro que lo de la letra Beth, no deja de ser tentador (como "la serpiente"). Ahí se esconde un simbolismo bien jugoso. Porque esa letra es la madre, la naturaleza, la sacerdotisa, pero también la Gnosis y la Kábala. Y para rematarlo, en conjunción con el Aleph expresa la evolución, el paso de un estado a otro. ¿Quizá la evolución cíclica?

Salud y fraternidad.

BARUK dijo...

Oh no!, vaya, vaya..., se abre a poniente.

Siendo así, no me queda más remedio que retirarme sigilosamente con mis elucubraciones y junto a mi Beth.

Seguiré aguardando, observando y barajando nuevas hipótesis.

Hasta pronto!
Salud y románico
.

Ary SanMe dijo...

Son muy interesantes los comentarios de ambos. Probablemente los dos tengan razon y sea una cuestion de encontrar los puntos en comun y los posibles traslados...tal como ARTEMISA en Efeso... o el factor "caos".p.e. lo desplazo un poco para limpiar el polvo...o 😨. Por favor hay alguna pagina donde pueda seguir sus informaciones? Salu2