jueves, 24 de enero de 2008

La firma de un filósofo

Colegiata de San Pedro, 1152, marca de cantero en el claustro. Soria.
.
La estrella de cinco puntas, "pentalfa", era usada como símbolo de reconocimiento entre los pitagóricos, pues expresa geométricamente el número de oro, la proporción áurea, considerada la más armónica en el arte de construir. Al mismo tiempo, puesto que este número es suma de la primera cifra par, femenina, el dos, con la primera impar, masculina, el tres, se tiene al cinco por símbolo de Afrodita, diosa del amor, considerado éste como renovador de vida. Así, la estrella de cinco puntas, simboliza también la parte humana material, manifestada en el Microcosmos.
Por todo eso, debemos considerar que el cantero, autor de esta marca compañeril, no era un albañil cualquiera. Máxime, teniendo en cuenta que se encargó de marcar con el punzón, en las puntas de la estrella, cinco puntos destacados. Es su forma de decirnos, a través de los siglos, que era un filósofo, es decir "Amante de la Sabiduría" según definió Pitágoras.