martes, 15 de enero de 2008

¡Gracias "Cancerberos"!

La señora Carlina, Templo de Santa Marina, Villanueva de la Torre (Palencia). [Foto, cortesía de "Pata de Oca"].
El señor Belarmino, Templo de San Cipriano, Revilla de Santullán (Palencia). [Foto, cortesía de "Pata de Oca"].
.
Personajes imprescindibles en la visita a muchos templos románicos, los anónimos custodios de las llaves, mujeres y hombres del pueblo llano, se han ganado a pulso un lugar de honor en nuestro Laberinto Románico. Ya sean cultos o iletrados, parlanchines o callados, cascarrabias o amistosos, resultan siempre entrañables, porque suelen ser nuestro último eslabón con un mundo rural que se extingue. Un mundo tan distinto y enriquecedor, si le prestáramos un poco más de atención antes que se esfume para siempre.
Vaya en la persona de la señora María y el señor Belarmino, nuestro homenaje a la abnegada entrega de todos estos "Cancerberos", que nos soportan estoicamente sin perder la amable sonrisa y, si se tercia, todavía nos ofrecen un vaso de vino o un tazón de caldo. Gracias a todos, de corazón.

5 comentarios:

perdidoeneloeste dijo...

Me gusta tu blog. Comparto afición por el Románico, aunque reciente.

Ánimo y sigue así


Saludos

Anónimo dijo...

La señora de Villanueva de la Torre no se llama María, se llama Carlina.

Alkaest dijo...

Amigo anónimo. Gracias por su rectificación,conoce uno a tantas personas durante los viajes que es inevitable alguna confusión de vez en cuando. Tomo nota y hago la corrección oportuna.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Un saludo para ti también, me gusta mucho tu blog.

Anónimo dijo...

Yo también visité la iglesia con el señor Belarmino!! Menudas hostias les arrea a los capiteles con el palito, jeje.