sábado, 19 de enero de 2008

Una luz muy antigua

Templo de Nuestra Señora, s.XI-XII, Villavelayo (La Rioja).
.
Sobre el cerro que domina la villa, en plena Sierra de la Demanda del Santo Grial, se alzaron desde tiempos ya olvidados, uno detrás de otro, diversos templos para sucesivas divinidades. En el último, todavía quedan incrustadas algunas piedras de los precedentes, en las que canteros ancestrales dejaron constancia de su veneración por la "Luz divina", emanada de los astros celestes, energía fecundante para una Madre Tierra fértil y generosa con quienes la respetan. "Luz antigua" que sigue manifestándose sobre este templo, aunque la mayor parte de la humanidad ya no respete a la Gran Madre.